Reseña película "El Mayordomo", por Rubén Saravia.


“Hijo sin máscaras”

                Así como “Forrest Gump” hace un recuento de la historia estadounidense de la segunda mitad del siglo XX, mientras nos presenta la vida de un hombre en particular; esta película hace lo mismo pero desde una mirada afroamericana.
                Es una historia basada en hechos reales sobre la vida de Cecil Gaines, un mayordomo negro de la Casa Blanca, entre 1957 y 1986. Se trata de un hombre tan dedicado a su trabajo que tiene descuidada a su esposa, quien cae en el alcoholismo. En cuanto a sus dos hijos, su satisfacción es tenerles todo cubierto y  darles educación. Su hijo mayor, Louis, entra a la universidad donde canaliza sus inquietudes sociales a través de amistades y grupos que buscan el fin de la segregación racial y la igualdad de derechos.
                El padre nunca avala las luchas de su hijo, pese a ser pacíficas, lo cual es una gran contradicción del protagonista, quien desde pequeño sufrió las injusticias raciales y aprendió a servir usando una segunda cara ante los blancos, una especie de máscara que le aseguró el éxito en su vida, sin embargo, ¿quería lo mismo para su hijo o prefería que fuera libre para vivir la verdad?
                Pese al terror de Cecil ante el rumbo de su hijo, Louis se une a “Los jinetes de la libertad” un grupo de militantes en favor de los derechos civiles de los afroamericanos. En una ocasión Louis y algunos de sus compañeros están reunidos con Martín Luther King (en adelante M L K), él le hace ver a Louis que  el trabajo de su padre es digno y muy útil a la causa de los oprimidos, porque los negros, argumenta, son buenos trabajadores, muy confiables y aunque los vean como serviles son revolucionarios * sin que se den cuenta. Mientras M L K explica esto, se muestra una escena sencilla pero de alta significación, incluso actual. Se ve a Cecil dirigirse al jefe de su servicio para pedir que a los negros que trabajan en la Casa Blanca les igualen el sueldo al que reciben los blancos. La respuesta es una ya conocida: si no estás conforme con tu trabajo, puedes buscar otro empleo. Cecil se retira humillado pero con la cortesía de siempre. Pero ese conflicto no concluiría ahí…
                El asesinato de M L K fue un desgarro para el alma afroamericana, y provocó en Louis un giro hacia una lucha más violenta, uniéndose a los Panteras Negras. Esta opción acarreó un quiebre más intenso entre padre e hijo.
                La contrariedad de Cecil es el conflicto generalizado de la población afroamericana y de los oprimidos en otras latitudes. Ganarse la vida trabajando para los ricos y al mismo tiempo luchar contra sus injusticias sin que todo se venga abajo.
                Después de varias décadas, Cecil logró el aumento gracias a contar con toda la consideración del presidente de turno, sin embargo, al poco tiempo y debido a su cansancio, renunció.
                Louis por su parte abandonó el radicalismo de los Panteras Negras y se fue forjando una carrera política lentamente. En este punto, padre e hijo se reencuentran. Libre de su trabajo, Cecil va a buscar a su hijo que se encuentra dirigiendo un meeting. Cecil le confiesa que por cuidar tanto su trabajo, le estaba perdiendo como hijo. A raíz de participar en la manifestación se van ambos detenidos, pero Cecil ya no se siente en conflicto.
                Finalmente  se les ve como familia celebrando con honda emoción la llegada de Obama a la Casa Blanca.
Esta película es un gran aporte para comprender los clamores de la población afroamericana y lo que ha costado ir superando la discriminación en EE.UU.
                 Si Forrest Gump fue un hito en la cinematografía, considero que esta película es un aporte mayor, por la sentida reflexión que nos ofrece como trabajadores latinoamericanos que sabemos de injusticias sociales, clasismo y otras lacras.

* En la película se usa la palabra subversivos, la que por significar destructores, promotores del desorden o caos, no me parece la adecuada según el contexto.

Rubén Saravia Contreras

Macul, Septiembre, 2016
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Rey David y la Casa de Dios: Un llamado urgente para esta generación.

BUEY VIEJO - BUEY JOVEN.

¡PELIGRO! :: EL AMOR SE ENFRÍA