HOY te digo "PADRE"




No puedo decir Padre si no tengo tu paciencia
Ni tu amor por el pródigo

Si no calienta mi corazón esa larga espera por
el hijo que esta fuera de casa.

Si mis lágrimas no se han derramado por el que
desecha la herencia.

No puedo decirte "padre mío" sino no me alegro
por la restauración que sólo tú haces.

No puedo decirte papa hermoso si no limpio con esa
pasión esas vestimentas manchadas por las algarrobas.

Pensar que puedo estar en tu casa, y enojarme por la fiesta.

Pensar que puedo estar en tu casa y no disfrutar de mi herencia.

Hoy mi corazón se abre para recibir al que vuelve con las manos
vacías a tu casa.

Vuelve sin reclamar posición ni puesto de "honor". Sólo vuelve
a los trabajos del mesón.

Padre, quiero esperar contigo, abrazar contigo, hacer fiesta contigo,
amar contigo, limpiar contigo, dar dignidad contigo, restaurar contigo.

Maravillarme en este tiempo viendo como tú casa se llenará de gozo y alegría
porque desde hace mucho tiempo anhelas una familia de "muchos Hijos" iguales
a tú hijo hermoso Jesús. 


Alberto Rojas
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Rey David y la Casa de Dios: Un llamado urgente para esta generación.

BUEY VIEJO - BUEY JOVEN.

¡PELIGRO! :: EL AMOR SE ENFRÍA