| VERSOS DE SANSÓN |




Me levantaste como la justicia en Israel,
Me consagraste para los propósitos de libertad

Me decían: El Nazareo allá va.

Todo lo pesado y fuerte para los hombres,
para mi resultaba lo mas liviano que podía hacer.

Tu poder y fuerzas estaban sobre mi.

No vi que toda esta gloria sólo tenia sentido si
te servia...

Y aquel día miré lo que no debía.

Mi corazón se inclinó hacia los ojos equivocados
pensando que en la desobediencia un día me bendecirías.

Vencí ejércitos completos
Maté a leones
Todos me temían

Pero me venció la mujer equivocada..

Habiendo en tu nación tantas jóvenes consagradas,
El rojo brillante de esos labios me trastornó.

Poco a poco fui cayendo en la manipulación,
Poco a poco se fue minando mi corazón,
Poco a poco fui entregando aquello que escondía con pasión.

Las barreras cayeron poco a poco

EL SECRETO DE MI FUERZA..!!!!

Hasta que vulnerable y expuesto quedé ante la mujer perversa.

Mis ojos y visión fueron arrancados
Mis músculos y cuerpo invencible encadenado

Toda mi dignidad y naturaleza quedaron expuestas a la burla
de mis enemigos.

Si tan sólo hubiera obedecido,
Si tan sólo hubiera escuchado

Ahora tengo la última oportunidad de asestar un golpe mortal
En tu misericordia permiteme usar aquello con lo cual nací
y satanás quiso arrebatar.

Para una persona consagrada a Dios hay un propósito con metas y personas
específicas asignadas para cumplir lo que Dios quiere sobre esta tierra, entre estas tu amada o amado.

Si nos desviamos, hay otros planes y personas dispuestos a consumir nuestras
fuerzas, tiempos y energías.

Dios quiere hacer algo nuevo con esta generación sin necesidad de caer en lo más
bajo fruto de nuestra desobediencia.

COMPARTE ESTO CON ALGÚN AMIGO QUE LO NECESITE

Alberto Rojas
 Twitter:  https://twitter.com/ArjRojas
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Rey David y la Casa de Dios: Un llamado urgente para esta generación.

BUEY VIEJO - BUEY JOVEN.

¡PELIGRO! :: EL AMOR SE ENFRÍA