Crisis Social y la Iglesia en Chile

|LA PRESENTE GENERACIÓN CLAMA POR LA MANIFESTACIÓN DE LOS HIJOS DEL REY|




¿Qué es lo que conocemos por historia?
¿Es lo que nos muestran los hechos objetivos o lo que al poder de turno le conviene que se conozca?
¿Quién ordena los hechos objetivos, fechas y eventos de tal forma que conformen el relato de un país?

Si nuestra realidad se construye podemos indicar que los hechos presentes en nuestro país no son una casualidad sino que una construcción, una estructura de sociedad y pensamiento que ha dado a luz lo que hoy vemos: Una generación que rechaza la autoridad y a Dios.
Cuando vemos este cuadro y nos volvemos a la palabra de Dios nacen otras preguntas:

¿A quién le convenía en los tiempos de Nehemías que los muros de Jerusalén permanecieran abajo y fuera algo normal en la historia cotidiana de la gente?

¿A quién le convenía que la casa de Dios fuera saqueada y se robara lo de Dios en los tiempos de Miqueas? .La falta de conciencia y endurecimiento trajo como respuesta una increíble pregunta del pueblo alejando de Dios: ¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Mal 3:8

¿A quién le convenía que no se supiera que el mesías había nacido? (Se tomaron terribles medidas para que eso no pasara).

¿A quién le convenía que no se supiera que el cuerpo de Jesús ya no estuviera en la tumba? ¿Porque los líderes religiosos de su tiempo hicieron lo imposible para que no se supiera nada de Cristo una vez muerto en la cruz? EN PARTE TUVIERON ÉXITO.

¿A quién le conviene que la Iglesia no conozca su rol vital en estos tiempos?
Dios se mueve en la historia de manera paralela a los hombres. Y le encanta irrumpir en medio de los acontecimientos históricos para glorificarse.

>Si no hubiera aparecido en la vida de Abraham hubiera sido otro Caldeo que hubiera muerto en la casa de su padre.

>Si no hubiera aparecido en la vida de Gedeón hubiera seguido escondiéndose de los enemigos que robaban su cosecha.

>Si no hubiera aparecido en la vida del ciego de nacimiento hubiera muerto ciego pero Dios irrumpe en su ceguera para glorificarse.

>Si no hubiera aparecido en la vida de Saulo otro religioso mas estaría en el grupo de muchos que buscaron perseguir la Iglesia.

¿Qué debemos hacer los cristianos de este tiempo?

Entrar en sintonía y vivir la historia de Dios para este tiempo.

Como Habacuc, en medio de la crisis nacional exclama: “Aviva tu obra en medio de los tiempos”. Habacuc 3:2

¿Qué es lo más importante en un tiempo histórico de crisis? Que la obra de Dios avance.

Si los hombres de Dios lo percibieron antes, ¡Cuanto más nosotros!
La ausencia de arrepentimiento y de pedir perdón al país por parte de muchos cristianos quizás se deba a la enseñanza de líderes religiosos que nos dicen que la historia de la Iglesia en Chile es gloriosa y que hemos hecho nuestra labor, pero creo que frente a los ojos de Dios estamos en completa deuda.

Por ejemplo, muchas personas hablan de la gloria de tener un “Tedeum evangélico” el cual comenzó en los tiempos más difíciles del gobierno militar.

Al general Pinochet se le recibía con pañuelos blancos y se oraba por la nación. Muchos aquí pueden ver la mayor de las reivindicaciones frente a los privilegios de la religión dominante (que eran reales), pero si examinamos bien la historia y con suficiente luz nos daremos cuenta de la oposición que tuvo la Iglesia católica frente a los atropellos del gobierno de turno creando la vicaría de la solidaridad.

Como dice mi pastor, todo gobierno necesita de la religión como pilar para legitimarse, en este contexto, al verse el gobierno con las puertas cerradas en la Iglesia católica y frente a la amenaza de no hacer los tedeum, Pinochet se volvió hacia el pueblo evangélico y éste le recibió con las puertas abiertas.

Se ofreció dinero, se eliminó la política de los pulpitos, no hubo mayor denuncia profética, y la Iglesia se refugió en las cuatro paredes tomando distancia de la televisión, la prosperidad, el sexo, la educación, etc.

Lo anterior nos hizo caer en la pobreza e ignorancia lo cual sin duda favoreció a unos pocos porque tener recursos permite estudiar, y el estudiar permite prepararse y eso demanda una mayor preparación y demanda al liderazgo, aspecto al cual algunos líderes se opusieron tenazmente invocando una verdad “El Señor ya viene” y muchos no estudiaron ni se prepararon. El único problema es que no podemos hablar la verdad que “Cristo ya viene” disociada del plan eterno de Dios para nuestro país.

Con la llegada de la democracia cambiaron las personas, pero los métodos siguieron siendo los mismos: Políticos de todos los colores ofreciendo cuanta cosa en los púlpitos e iglesias anhelantes de alguna ayuda económica y subsidios no dudaron en dirigir el voto hacia un lado u otro.

El eslogan “Chile la alegría ya viene” prendió con fuerzas, incluso dentro de los cristianos como si viviéramos con amargura crónica.

El cambio vino, han pasado más de dos décadas, vino desarrollo económico y avances nunca vistos en el país pero la alegría no llegó.

La nueva generación (la masa) no tiene conciencia de la historia política de nuestro país, llenos de televisión y farándula son acarreados por un grupo de líderes ideologizados que prácticamente los tienen en la mano señalando un discurso que tiene componentes de verdad y otros impracticables en el presente modelo económico.

Si miramos a través de los ojos de Dios, podremos ver que la Iglesia del Señor ha permanecido y crecido bajo los más temibles imperios, pero ha perdido su poder cuando el poder de turno la ha distraído de su labor principal ofreciéndole alianzas.
Pero nos anima también saber que en otros países donde hay gobiernos muy complicados la Iglesia crece en muchos aspectos gracias a líderes que no ven condicionado su actuar al gobierno de turno.

Estas Iglesias construirán la historia que Dios ha determinado desde antes de los tiempos mientras la historia del país es determinada por el avance del Reino.

Los gobiernos en estos países dicen de la Iglesia: “no los podemos comprar” y es ahí cuando la Iglesia se manifiesta en su verdadera naturaleza: poderosa, de influencia y próspera. Respetuosa de sus autoridades pero también levantan su voz en contra de toda ley que quebrante los principios de Dios.

Un pueblo comprado e ideologizado no puede levantar su voz con autoridad.

Frente a tanto hecho de violencia en Chile que nos abruma la pregunta inevitable es:
¿Que hizo la Iglesia mientras este modelo injusto e individualista se afirmaba?

¿Qué hacia la Iglesia?

¿No habrá llegado la hora de pedir perdón a Dios por no hacer lo que nos corresponde hacer?

Los coletazos de no ser la Iglesia que Dios ha querido los está viviendo nuestro pueblo, razón por la cual, si la Iglesia rectifica su rumbo inevitablemente nuestra sociedad será afectada con Cristo.

He visto a muchos de mi generación que de Reino de Dios han visto muy poco.

El presente gobierno ha cometido muchos errores, pero veo claramente por el Espíritu que Dios nos está llamado a reconocer nuestros pecados. Pecado de politiquería, religiosidad, verdades a medias, falta de Reino en las familias, quebranto de la autoridad, miseria, etc.

Si la Iglesia no avanza mano a mano con la historia de Dios preparada para nuestro país, ¿Quién lo hará?
Si no es ahora, ¿Cuándo?

>Dios usó a José para irrumpir en la vida de Egipto

>Dios usó a Daniel para manifestarse en Babilonia

>Dios usó a Jonás para cambiar el curso de la historia en Nínive

>Dios usó a Nehemías para quebrar el paradigma de toda una generación: Lo común (muros caídos) no es lo normal para Dios.

>Dios por medio de su hijo cambió la historia del hombre que se vuelve a él.

>Dios usó a Pablo para irrumpir en la historia de todo el mundo conocido de su tiempo.

En vista de lo anterior, ¿Dios nos levantará como su Iglesia para irrumpir en medio de la historia de nuestro país?

LA PRESENTE GENERACIÓN CLAMA POR LA MANIFESTACIÓN DE LOS HIJOS DEL REY.

Alberto Rojas


Facebook

Twitter.com
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Rey David y la Casa de Dios: Un llamado urgente para esta generación.

BUEY VIEJO - BUEY JOVEN.

Nacidos para GOBERNAR