TODAS LAS VERDADERAS PASIONES NACEN DE LA ANGUSTIA


ESCUCHE ESTA FRASE: "TODAS LAS VERDADERAS PASIONES NACEN DE LA ANGUSTIA" (Pr. David Wilkerson)

Puedo ver que tras el éxito que Nehemías tenía al transformarse en un hombre de extrema confianza del rey no podía olvidar su origen, su pueblo.
Su corazón estaba tan afectado que no importaba los honores y los reconocimientos.
Tras las cámaras de ese lujoso palacio imperial se escuchaba el llanto por la ciudad amada.. Si, la hermosa Jerusalén expuesta al ataque de los enemigos por estar los muros caídos..!!
Muchos libertadores y restauradores que permanecen atrapados por algún pecado, por el tiempo, por las tenazas del poder y lujo o por las algarrobas en el fondo están angustiados.
Ninguna actividad o programa religioso puede apaciguar ese llanto interior.
LO QUE MUCHOS VEN COMO NORMAL.....Los Nehemías de este tiempo no lo ven así.
Como Moisés, Nehemías deja el lujo del palacio y emprende su llamado: La tarea mas importante de su vida.
La angustia y la carga te llevan necesariamente a la acción, no a la contemplación.
No bastan las buenas intenciones.

LA CARGA Y LA ANGUSTIA POR LOS MILLONES DE PERDIDOS TE SACARÁN DESDE LAS 4 PAREDES PARA ESTAR CON EL QUE NECESITA A CRISTO.

Nehemías deja la seguridad y gloria terrenal del palacio imperial para habitar en medio de las ruinas de la ciudad amada. Comienza a levantar el ánimo, a exhortar y organizar a aquellos que llevarían la construcción adelante.
Esa misma gente que le importaba muy poco ver los muros hecho pedazos...
Después, por la acción y respaldo de un hombre de Dios se dispusieron a trabajar.
Aquellas familias que vivían en pos de lo suyo dejando la ciudad a su propia suerte se dispusieron cada una en su lugar para levantar lo que estaba en el suelo.

TODO MOVER, TODA RECONSTRUCCIÓN REQUIERE DE HOMBRES Y MUJERES QUE ABANDONEN SU ZONA DE COMODIDAD.

El confort y placer que ofrece este sistema como la fuente de felicidad no es otra cosa que un espejismo que evita ver la ruina de este tiempo.
Dios levante hombres y mujeres de Dios en medio de aquellas congregaciones donde los muros de la integridad se han caído.
Dios levante a los padres de mi nación cuyas familias están en ruinas y el pecado tiene en peligro a sus generaciones.
Dios levante a los jóvenes con carga por Dios y por nuestro país. Que dejemos de ver el avance del pecado como algo NORMAL.
Que Dios nos levante como modelos a esta sociedad, modelos de santidad, de familia y de integridad.

Así sea

Alberto Rojas
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El Rey David y la Casa de Dios: Un llamado urgente para esta generación.

BUEY VIEJO - BUEY JOVEN.

¡PELIGRO! :: EL AMOR SE ENFRÍA